Se ha producido un error en este gadget.

martes, 2 de febrero de 2010

COMENTARIO A UNA POLÉMICA DE FACEBOOK.

Caso Número 1: Comentario en el muro de Facebook del amigo Carlos Eduardo Perez Alviarez .



Miércoles, 27 de Enero de 2010.



El amigo Edgar tiene razón parcialmente, pero por sí sola una inflación del 30 % anual como la que reina en Venezuela (soy profesor de matemática financiera) reduce el ingreso de cualquier persona que no especule con la moneda en un 51 % cada año. Este no es un dato coyuntural. Nuestros Ministros de Economía y presidentes del Banco Central lo han admitido (como creo que fue el caso de Alí Rodriguez Araque)...


El detalle es que los egresados de las misiones no son ciegos (la abrumadora mayoría son de hecho pequeños burgueses de la economía informal y saben sacar cuentas, porque si no supieran hace mucho que habrían quebrado...) y al tratar de sobrevivir automáticamente socavan muchas de las acciones del mismo gobierno. Por ejemplo comprando DIRECTV con el dinero de la misión, metiendose en una de black berry -por el status- en vez de planear pasar su vida viendo esa programación de clase media académica de izquierda e intoxicada de productos estadounidenses que distribuye TVES, y así sucesivamente. Sí el otro señor Alviarez cree que todo va bien, inevitablemente deberá emplear las cosas buenas que se le ofrecen para resguardar su ingreso carcomido un 51 % cada dos años (por ley del interés compuesto). De paso esos millones que están estudiando en las misiones normalmente lo hacen para tener una paga mejor y eso implica normalmente que rechazan los empleos peor pagos a los que tenían acceso cuando eran analfabetos, casi sexto grado, medio bachilleres o desertores de la universidad del primero, segundo ó x semestre universitario. El detalle es que esto afecta directamente a los proveedores de empleos y servicios (ellos mismos, la economía informal y las empresas de los sectores más débiles de la economía...). De paso si se meten en los créditos o en los repartos de tierras o de titularidades de tierras o en lo que sea resulta irresistible usar ese dinero para lograr mejorar la posición propia a costa del erario (es lo que vieron hacer a la clase alta durante décadas...). Esto se ve radicalizado porque en una época de telecomunicaciones ubicuas es áun más díficil que ignoren lo que pasa (aconsejo leer la primera plana del diario "El Nacional" del Domingo, 31 de Enero de 2010).



Cuando el gobierno pone trenes y servicios médicos lo que hace es liberar dinero de los bolsillos de sus votantes quienes a sú vez proceden a buscar cosas mejores... es decir, si vivo arrimado en una habitación en un rancho en la parte más dura de Petare no voy a pensar en el internet de banda ancha que podría tener en mí casa si invadí con éxito una tierra por los Valles del Tuy... y mucho menos en lo que me dicen por allí... a la larga cualquier señal crítica se puede bajar por la línea, y es fácil constatar que los mismos bolivarianos no aguantan dos pedidas antes de descalificarse entre sí, entre otras razones porque muchos de ellos son oportunistas y no confían unos en otros (ejemplo conflicto Davila - Miquilena; PSUV - PCV; Carrizales - Diosdado, la lista es interminable)...


Por mí parte solicito humildemente que seamos más sutiles y menos evidentes porque el prójimo puede tener la razón también, aunque su argumento pueda tener una falla seria. Tal vez él no compra en el exterior, porque él no lo necesita (todo lo que compra es importado por otro que lo compró en el exterior para vendérselo al proveedor del que se lo vendío a él...) pero sí es hábil deberá explotar esas oportunidades que ahora se ofrecen para hacer algo interesante. Ej: Pedirle al gobierno que le diga a sus amiguitos que si van a comprar petróleo venezolano compren
venezolano en general... Eso sería patriota, mucho más que 16.000 kilómetros de ferrocarriles "llave en mano". Los opositores podrían pensar porque eso mismo no lo hicieron los gobiernos anteriores...

No hay comentarios: